jueves, 27 de agosto de 2009

Auscultación del tórax

La auscultación es el proceso de escuchar los sonidos del tórax, identificamos sonidos tanto normales como anormales y es de gran utilidad para lo que es el diagnostico y evaluación de los efectos del tratamiento sobre el paciente.

Esto se realiza mediante un instrumento llamado estetoscopio, el cual consta de las siguientes partes:

  • Arco de presión
  • Olivas
  • Campana
  • Diafragma
  • Tubería

Técnica de auscultación:

Cuando vamos a realizar una auscultación a un paciente debemos de instruir al paciente para que respire profundo y con la boca abierta, además de eso el diafragma debe de estar sobre el pecho del paciente, se debe de observar que la tubería del estetoscopio no toque objetos, ya que podría causar interferencias en los sonidos que llegan a los oídos del examinador. La auscultación debe de ser sistémica, de manera comparativa como en el caso de la percusión y lo más aconsejable es iniciar por las bases.

Sonidos:

Cuando realizamos una auscultación debemos de escuchar cuidadosamente los sonidos que se encuentran en el tórax, y debemos de definir varias cosas en cada uno de estos sonidos, entre ellos primero que todo tenemos que ver el tono, que es por decirlo así en que nivel de la escala musical se encuentra. O sea si el tono es alto se encuentra en la escala aguda por decirlo así, lo mismo sucede al contrario, si el tono es bajo significa que el sonido es grave, o sea que se encuentra en la parte baja de la escala musical. Existe un sonido que se logra escuchar a parte que su características de una especie de silbido a la hora de auscultar el tórax y a estos se les llama sibilancias.

Lo siguiente que debemos hacer es valorar la amplitud o intensidad del sonido, es decir que tan fuerte o no suena lo que escuchamos, o sea el volumen del sonido, además de la relación de los sonidos con respecto a la inspiración y la exhalación, se habla de tempranos cuando son al inicio de la fase y tardíos cuando son al final de la fase. Además los sonidos del tórax también se clasifican en sonidos respiratorios y sonidos adventicios.

Sonido

Tono

Intensidad

Localización

Vesicular o normal

Bajo

Suave

Periferia del pulmón

Broncovesicular

Moderado

Moderado

Alrededor de la parte superior del esternón, entre las escapulas

Bronquial o traqueal

Alto

Fuerte

Sobre la tráquea


Sonidos Adventicios:

Podemos encontrarlos de manera continua, que son todos aquellos que duran más de 25 ms o discontinuos, que son intermitentes, crepitantes o sonidos burbujeantes de corta duración.

Termino recomendado

Clasificación

Crepito

Discontinuo

Sibilancia

Alto tono continuo


Condiciones de la exploración:

Algunos factores que pueden interrumpir la auscultación del tórax son:

  • Respiraciones desiguales
  • Zonas no simétricas
  • Ruidos de la boca y la nariz
  • Deglución, ruidos intestinales.

Murmullo Vesicular:

Es de predominio inspiratorio y es más intenso en las regiones supraclaviculares y en las porciones laterales y posteriores, es más intenso en las regiones basales.

Podemos encontrar alteraciones en este y son indicativos patológicos, como por ejemplo:

  • Aumento: En el pulmón contralateral o por encima de la lesión.
  • Disminución y/o eliminación: Presente cuando la penetración de aire a los alveolos presenta dificultades o en alteraciones de la pared.

Broncovesicular:

Este tipo de sonido puede apreciarse en la región supraclavicular derecha hasta el espacio escapulovertebral o también por encima de los bronquios principales en la cara anterior del tórax.

Respiración Bronquica:

Esta es la que se llama soplo tubário, se aprecia en cualquier afección que condense el parénquima pulmonar, siempre que las vías aéreas estén permeables, como sucede en el caso de las neumonías y otras condiciones.

Sibilancias:

Ruido continuo, de tono agudo y musical, este se produce por el paso del aire a través de una vía aérea estrechada, por ejemplo como en los casos de los pacientes con Asma y EPOC, en los cuales el sonido es bilateral, las obstrucciones por cuerpo extraño se caracterizan por ser unilaterales.

Crépitos:

Son producidos por el movimiento de las secreciones excesivas p fluido en las vías aéreas y el paso del aire a través de ellas. A menudo se eliminan cuando el paciente tose, esto ocurre en pacientes con patologías como EPOC, BC, Enfisema y asma.

Estridor:

Este es un sonido musical que se aprecia a cierta distancia del paciente, generalmente es causada por el laringoespasmo y edema de la mucosa laríngea, tumores laríngeos, Croup, o epiglotítis o por inflamación post-extubación en los pacientes que han estado en ventilación mecánica.

Frote pleural:

Este es un ruido grueso, crujiente, áspero, durante ambas fases y el cual se aprecia en porciones basales, laterales y anteriores del tórax. Se nota un aumento al incrementar la presión del estetoscopio sobre la pared del tórax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada